APRENDIENDO A SER YO SOY

Hace unos días en uno de los cursos que facilito comencé la presentación lanzando la siguiente pregunta a las personas que asistían: ¿Qué es para ti la espiritualidad?
Ante esta pregunta cada persona me respondió con su propio sentir tratando de poner en palabras algo que sé que no es fácil de definir.
Se habló de sentimientos, de formas y estilos de vida, de elección de caminos, de filosofías y alternativas de pensamiento diferentes a lo convencional.
Cada persona define la espiritualidad según el modo en que la vive, según sus propias experiencias y creencias personales.
Si me preguntaran a mi qué es la espiritualidad, les diría lo siguiente:
La espiritualidad es un despertar de conciencia, es el proceso de liberación o iluminación que comencé a vivir hace unos años, vivo y viviré. Un proceso mediante el cual las personas comenzamos a preguntarnos quiénes somos, de dónde venimos, qué hacemos aquí, hacia dónde vamos o cuál es el sentido de nuestra vida. Son grandes preguntas existenciales que facilitan, si quieres, un proceso de autoconocimiento y experimentación que puedes disfrutar toda la vida.
En este proceso llegamos a reconocernos como seres divinos y reconocemos a una fuente divina, a un gran Yo y Ser Consciente, a una consciencia única o Inteligencia Creadora de Todo de la que formamos parte. A esta consciencia creadora también se le llama Dios.
La persona espiritual tiene fe consciente en lo invisible porque aunque no lo vea, lo siente. Y esa fe consciente se genera y crece a través de su propia experimentación.
Para mi, la espiritualidad es un proceso constante y consciente donde cada día estoy Aprendiendo a Ser Yo.
Aprendiendo a Ser Yo misma…
Liberándome de todos los conceptos erróneos que estaban fijados en mi mente. Descubriendo al Gran Yo, al Ser que reside dentro de mi y que cada día me susurra desde el corazón al oído que estoy más cerca de alinearme con él, que siga sin prestarle atención a las apariencias, que todo lo que creía verdad es mentira, y que la única verdad es Yo Soy.
Aprendiendo a Ser Yo misma…
Aprendo a reconocerme como una gran ignorante que nada sabe, y desde esta lección abro mi mente y corazón al nuevo conocimiento, a las nuevas experiencias, a la conciencia diaria en la imprescindible tarea de revisarme, observarme, cuidarme, organizarme y ser constante en mi proceso personal.
Aprendiendo a Ser Yo misma…
Haciendo un ejercicio de humildad, me desnudo ante el espejo que se me presenta cada día con otras personas. Me miro y observo en ell@s. No me juzgo, me perdono, me sonrío y doy las gracias por la oportunidad que me brinda cada espejo para reconocerme y evolucionar.
Aprendiendo a Ser Yo misma…
Me descubro perfectamente imperfecta. Perfectamente equivocada. Perfectamente feliz con mi imperfección. Gracias a las imperfecciones, estoy Aprendiendo a Ser Yo.
Ser yo misma no es mi meta, es mi camino. Un camino consciente, constante e infinito hacia la verdadera conexión con el amor más puro, el que Yo Soy.

¡Suscríbete gratis a los artículos y novedades de Aprendiendo a Ser en NEWSLETTER!

Conoce los CURSOS PRESENCIALES y CURSOS A DISTANCIA.

Para cualquier consulta o duda, ponte en contacto:

¡Feliz día!