ESCUCHA A TU CUERPO, DESCUBRE QUÉ SIGNIFICAN TUS MALESTARES FÍSICOS

significado emocional de malestar físico
¿Nunca os habéis preguntado por qué siempre tendemos a enfermar de lo mismo?
¿Por qué siempre sentimos que nuestro “punto débil físicamente es el mismo?
Aquí comparto la explicación que da la Medicina Tradicional China sobre la relación de malestares físicos y órganos con las emociones.
Es importante tomar conciencia de ello, pues parte del proceso de mejora es ser consciente y escuchar a nuestro cuerpo, que es mucho más sabio que nuestra “mente” porque es totalmente objetivo.
Cuando enfermamos lo que en realidad está pasando es que nuestro cuerpo nos está poniendo en alerta de emociones que nos están generando un malestar y al estar totalmente metidos en ellas no nos damos cuenta de lo negativas que están siendo, así pues, nuestro cuerpo funciona como un sistema de alarma para decirnos que algo no estamos haciendo bien, pues nos está haciendo enfermar.

EL HÍGADO – LA IRA

La ira hace ascender la energía y afecta al hígado, puede incluir otros estados emocionales relacionados con ella, como el resentimiento, la irritabilidad, la frustración, cólera, indignación, amargura, e ira contenida.
Un hígado insano, provoca muchos síntomas y signos que se manifiestan en la parte alta de nuestro cuerpo, cabeza y cuello, y producen cefaleas, acúfenos en el oído, mareos o enrojecimiento de la cara.
Si la energía del hígado está estancada, no fluye con normalidad, puede afectar al estómago y bazo, y es muy común que ocurra cuando nos enfadamos mientras estamos ingiriendo alguna comida.

 

EL CORAZÓN – LA ALEGRÍA

Nadie enferma por sentirse o ser alegre, lo que enferma es un exceso de emoción o alegría que puede dañar al corazón.
En psiquiatría o psicología, a un exceso de emoción o alegría le denominan “manía”.
Pasar de estados de tristeza a alegría excesiva es lo que daña al corazón porque estamos viviendo un desequilibrio emocional.

 

ESTÓMAGO – LA PREOCUPACIÓN Y LA REFLEXIÓN

La preocupación y la excesiva reflexión afectan al bazo, produciendo cansancio y en algunos casos, falta de apetito, las preocupaciones provocarán un estancamiento de la energía en el estómago, manifestándose con ardores, eructos y náuseas.

También la preocupación y la excesiva reflexión pueden afectar al pulmón, bloqueando su energía y produciendo ansiedad, disnea, rigidez de los hombros y el cuello.

 

PULMÓN – LA TRISTEZA

La tristeza debilita al pulmón, y por tanto la energía no fluye como debería en este, produciendo disneas, cansancio y depresión.
En las mujeres, la insuficiencia de energía en el pulmón puede provocar incluso amenorrea.

 

RIÑÓN Y VEJIGA – EL MIEDO

El miedo afecta al riñon, hace descender el flujo de energía y provoca por ejemplo en los niños enuresis, originada por inseguridad o miedos dentro de la familia.
En el adulto provoca por el contrario calor. Cuando una persona ha sufrido problemas emocionales durante mucho tiempo, presenta malestares en el hígado, el corazón, el pulmón y riñón.
Por miedo puedes producir incontinencia urinaria, vejiga inquieta, cistitis, piedras en el riñón, pielonefritis,…

 

VESÍCULA BILIAR – TIMIDEZ

Lo contrario del miedo, el coraje, la valentía, en medicina tradicional china se asocia a la vesícula biliar.
Las personas con una vesícula biliar débil pueden tener una excesiva timidez que puede estar en ocasiones relacionada con el miedo.

 

¿ENFERMAS CON FRECUENCIA DE LA GARGANTA Y OÍDOS?

Si tu parte más débil, aquella que debes cuidar más es tu garganta, quizá sea o bien porque tu cuerpo te está diciendo que están hablando demasiado, o que deberías hablar y decir más todo aquello que te estás guardando y callando.
Si tu parte débil son los oídos, piensa si hay algo o alguien en tu vida a quien no quieras escuchar, bien por los mensajes que te transmite y la negatividad que le acompaña o bien porque te duele escuchar lo que se te transmite…

 

 

 

 

 

¡Suscríbete gratis a los artículos y novedades de Aprendiendo a Ser en NEWSLETTER!

Conoce los CURSOS PRESENCIALES y CURSOS A DISTANCIA.

Para cualquier consulta o duda, ponte en contacto:

¡Feliz día!